Jordi Teixidor “Pintura“, 2014

Diciembre /Marzo 2015

S/T, 2014 Óleo s/lienzo y madera pintada 108 x 106 cm.

Con el simple nombre de “Pintura” cuelga Jordi Teixidor, reciente Premio Nacional de Artes Plásticas,
su nueva exposición en la Galería Altxerri, la cuarta desde que en 1992 lo hiciera por primera vez.
Dentro del habitual rigor y exigencia que definen la obra de Teixidor, aparecen periódicamente variantes que, lejos de desviarla hacia otros caminos, insisten e intensifican su voluntad por encima de todo de seguir haciendo pintura; y así titula esta exposición, Pintura, Maderas naturales o de color enmarcan, no precisamente como marco tradicional sino formando parte de la obra, los austeros y vacíos lienzos de Teixidor que, con su referencia a lo sagrado en el formato y depurado color, adquieren deliberadamente, en algunas casos, la apariencia de retablos.

En otros formatos más amplios, en su habitual lenguaje abstracto, nos dirige hacia una laicidad de
reflexión y pensamiento, acercándose a de la filosofía de la nada. Cualquiera que sea su planteamiento, el resultado pictórico, esos espacios que parecen abrirse  otros espacios hacia ninguna parte, es el que nos conduce a la reflexión, justificando que sigamos hablando de arte.

José Ramón Amondarain “Ganarama“, 2014

Septiembre /Noviembre 2014

ST. Oleo s/tela 160x140cm

Es la primera muestra individual de José Ramón Amondarain en la galería Altxerri, aunque participó de forma colectiva en 1990.El autor no expone en San Sebastián de forma individual desde el año 2007.

Es una ocasión para el encuentro con sus últimos y diferentes trabajos. Trabajos muy diversos en su apariencia y en sus modos, pero muy coherentes conceptual y metodológicamente. Si la práctica de la que parte es la pintura, desde ésta se acerca a la fotografía, a la construcción y utilización de objetos o a algo que por lo tridimensional del resultado denominaríamos escultura, pero que no es más que la extensión de una reflexión conceptual que parte del pensar las distintas posibilidades de la práctica de la pintura.

Como siempre un reto para la inteligencia desde lo sensible. En todas las obras aquí expuestas podemos comprobar vía pura experiencia, cómo ideas, clichés o momentos de un proceso son retenidos, repensados y forzados a “conformar” un trabajo finalizado. Podrá ser la fotografía de un cuadro por él pintado, que en su ampliación muestra lo que sería lo específico de la propia pintura
(superficie, trazo, color), o la misma idea en un objeto de poliéster que encarna lo que bien pudiera ser la propia superficie de la pintura, que en el cambio de material y en las dobladuras aplicadas al mismo, produce un objeto del que JR Amondarain nos dice lo siguiente: otra pieza es la que llamo luna (no es ése el título), se trata de una especie de cajón de poliéster, y su parte superior representa una superficie con pinceladas. Al hacer las fotografías (pruebas) me gusta el hecho de que no se entienda bien lo que es y esa especie de paisaje lunar y desolado…

Seguir leyendo texto de Jesús Meléndez Arranz

Jesús Mari Lazkano “Natura Imaginis“ , 2014

Mayo /Septiembre 2014

Caspar David Friedrich en el Annapurna, 2013 Acrílico s/lienzo 125x200cm

Lazkano, expone en la Galería Altxerri de Donostia la nueva serie titulada Natura Imaginis. Desde el viernes 30 de Mayo.

Estos últimos trabajos recogen la obra realizada tras una larga estancia en la ciudad de Nueva York. Su última exposición en el País Vasco tuvo lugar en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, bajo el título “De la arquitectura a la naturaleza” en 2010. En 2011 finaliza la ejecución del cuadro de grandes dimensiones (6 x 15 metros) instalado en la Torre Iberdrola en Bilbao, donde su aproximación a la naturaleza toma cuerpo pintando un sugerente bosque en el que nos invita a introducirnos. En 2012 y coincidiendo con su estancia en Nueva York, Lazkano expuso en ArtBridge Gallery en Beijing.

Cabría pensar que su estancia neoyorkina podría situarle nuevamente en un retorno hacia los temas arquitectónicos, como las recientes series dedicadas a los arquitectos Mies Van der Rohe o FrankLloyd Wright, pero lejos de esas expectativas, Lazkano acaba por centrar su ámbito temático en la Naturaleza. El denso y complejo entorno urbano le empuja a buscar la esencia de lo humano, despojado de lo anecdótico y lo artificial frente al mundo, frente a la naturaleza, necesitado de encontrar una simplicidad lejos del conglomerado construido donde un simple y predecible fenómeno natural, una nevada, es capaz de paralizar toda una ciudad.

Pero este giro temático, recurrente cíclicamente en su trayectoria, en un intento de limpiar de anécdotas el cuadro, buscando lo simple, silenciar la imagen, le lleva a un posicionamiento casi “dramático” con la naturaleza, en el sentido de buscar más allá de lo evidente, de lo “bonito”, más allá de lo complaciente, la mera contemplación…esto le lleva a indagar en aspectos más complejos donde el concepto de lo SUBLIME adquiere máxima importancia, situándose en un cierto distanciamiento pero frente a un paisaje inestable, volátil o imposible. Caspar David Friedrich, el romántico alemán, siempre fue un referente en su trayectoria y ahora vuelve con fuerza, pero en esta ocasión, tamizado o multiplicado por una visión surrealista, como la del homenajeado René Magritte en el cuadro “Pririoetako gaztelu. After magritte”, donde una cadena montañosa se mantiene ingrávida flotando sobre nosotros.

Lazkano nos presenta un “paisaje mental” más que real, en contraposición al paisaje “natural”, nos sitúa frente a una suerte de inestabilidad, un estado de duda razonable, sobre lo que vemos, que cuestiona nuestra propia relación con la naturaleza. En una sociedad donde nuestro acercamiento a la naturaleza es epidérmico y utilitarista, propiciada por una visión urbana, la obra de Lazkano indaga en las profundidades de esta relación y se acerca al paisaje protagonista y poderoso donde el ser humano casi ha desaparecido en su insignificancia. La naturaleza se sobrepone y muestra su faceta distante, arrebatadora y hostil, grandes glaciares que se precipitan desde el cielo, montañas invertidas, cordilleras flotando o mares que se hunden por grietas amenazadoras.

Lazkano nos invita a un viaje atrayente, inabarcable y sublime, mezclado con la belleza del instante y el reto de lo imposible, invitándonos a experimentar la fuerza incontrolable de la naturaleza.

Begoña Zubero “E 42”, 2014

Febrero /Mayo 2014

ST. 2013 inyeccion tinta s/papel hahnemühle 50x70cm

Tras haber narrado la ausencia y recorrido la memoria a través de su trabajo en Roma, Berlín, Polonia, Rusia, Armenia y los Pueblos de Colonización del siglo XX, Begoña Zubero torna al origen con una sutil obra que regresa al barrio romano del EUR.

Esta vez, su mirada no se posa sobre los edificios construidos para la que debía haber sido la gran Esposizione Universale Roma, conocida también como E 42, sino sobre la ampliación que por cuestiones prácticas se realizó sobre uno de ellos en el periodo de posguerra.

Escrito de Enrique Martínez Lombó

Arco Madrid 2014

Ven a visitarnos a Arco Madrid 2014 Pabellón 7, Stand B11  del 19 – 23 de Febrero

Visitantes en el stand de la galería

La obra seleccionada muestra trabajos de los artistas Elena Asins, Ignacio Uriarte, José María Yturralde y Dicky Rekalde