Miquel Mont “Cooperaciones y Collages ideológicos”, 2016

Abril /Julio 2016

Cooperación XXXIX, 2014 Metacrilato, perfil de aluminio, pintura acrílica 220 x 150 cm

El viernes 22 a las 20.00h el artista Miquel Mont inaugura su exposición en la galería Altxerri
con una conferencia performance titulada “trazas distanciadas” .

Con este acto explicará la génesis de sus collages ideológicos como un modelo de libre asociación de imágenes y de ideas, oponiéndose así a las construcciones analíticas de los discursos dominantes y a sus modelos retóricos. Privilegiando lo sensible, lo subjetivo, propio a la percepción como modelo y lugar del sujeto del conocimiento, y relacionándolo con el orden económico, social y estético de nuestra época. De esta manera se invocan distintas obras de Adam McEwen, Karin Sinder, Wade Guyton, etc,… junto con gráficos del PIB mundial, los acuerdos de Bretton Woods, fotografías de anarquistas españoles históricos, obras personales, etc,.. para interrogarse, entre otras cosas, sobre la noción de traza y de gesto. Cuestionándose también sobre la presencia y el estatuto de lo manual tal y como convive hoy dia sometido al régimen de lo visible, subordinado a ese mercado de visibilidades que caracteriza nuestra economía contemporánea de la imagen. La traza es en principio un resultado del gesto y en el arte ambos poseen una singular relación con el proceso de creación del valor de una obra. Sin olvidar que en nuestra época, caracterizada por una desmaterialización a ultranza de los soportes tradicionales de las imágenes, tal hecho confiere significaciones un tanto diferentes que modifican y amplían nuestras nociones de presencia, representación o expresión.

En la exposición se muestra un conjunto de piezas inéditas y de producción reciente a modo de instalación global de la serie de Cooperaciones y Collages Ideológicos.

Bastidores de aluminio, metacrilatos pintados por la parte posterior o transparentes, PVC, policarbonato. Un barrido de pintura, una lìnea realizada con spray, un papel pintado y plegado, una tela translùcida… Las « Cooperaciones » reunen estos elementos con un conjunto de gestos simples, combinados entre ellos. Las diferentes acciones y materiales colaboran dentro de la estructura del cuadro creada por el bastidor de aluminio. El « ver » del espectador se hace entonces patente. La transparencia se aborda como una condiciòn dinàmica de la vision de la pintura, de la mirada que la atraviesa. Un gran principio moderno define la pintura por su opacidad, por estar pràcticamente construida capa por capa. Ello constituye un hecho fundamental, que materialmente no admite excepciòn y conserva una relaciòn muy particular con la construcciòn de lo visible, tradicionalmente asociada a la pintura.

 

Miquel Mont “Acumulación flexible”, 2011

Septiembre /Noviembre 2011

ST. 2007 Acrílico s/contrachapado 22,5x14x5,5cm

Acumulacion Flexible es el título de uno de los « collages ideológicos », serie de trabajos sobre papel de periódico, que Miquel Mont presenta en diálogo con una selección de obras pertenecientes a las serie « Poros », « Flicker » y « Autoretratos » en la galeria Altxerri. Son trabajos de obra sobre papel iniciados hace más de una década. Estos « collages » están construidos de manera casi invariable, siguiendo el mismo protocolo: la unión entre un texto, una superficie pintada a modo de composición gráfica y pictórica, y/o una imagen, que generalmente tiene origen en la prensa escrita (papel).

La finalidad de estos collages no persigue la elaboración de un “discurso” predeterminado y construido. No hay una búsqueda específica de un sentido definido y único, sino simplemente el que se genera mediante la proximidad de estos tres elementos al realizar el “collage”. Partiendo del principio de que toda relación imagen-texto genera multitud de interpretaciones, incluso las más abstrusas, la intención reside mas bien en proporcionar a esa relación semántica la máxima apertura posible. De esta manera el espectador puede apropiársela libremente para generar una lectura personal. Los orígenes de los textos se ocultan deliberadamente para que no funcionen con la autoridad de una cita. Los colores empleados son planos. Mediante la composición se busca que ninguno de esos tres elementos predomine sobre los otros. La discontinuidad propia del ”collage” permite potenciar la capacidad que poseen las palabras y los textos de evidenciar la ausencia de los objetos, de los hechos, y por extensión también de las imágenes. Esta utilización del “collage”, por la rapidez de realización, la transparencia de los gestos que la componen y su inmediatez, se inscribe en una práctica del dibujo entendida en su significado más amplio. El conjunto de los “collages” (alrededor de un centenar hoy día) puede entenderse también como un compendio que constituye un diario de pensamiento, que discurre de forma paralela a la concepción y realización de las diferentes obras del artista, de ahí el titulo genérico de “ideologico”

En la serie “Poros”, representada por dos piezas en la exposición, el protocolo de realización consiste en separar invariablemente los tres planos o niveles de una pintura: el soporte, el dibujo sobre el soporte (la trama regular de agujeros) y la pintura, en una secuencia discontinua. La composición resultante es fruto del desplazamiento de cada uno de esos tres planos distintos y no constituye un valor en si misma. 

Los cuadros de la serie “Flicker” tienen un tratamiento parecido de los distintos niveles de una pintura, pero en este caso con un motivo pictórico de bandas regulares entrecortadas por un ritmo distinto de plenos y vacíos del contrachapado que constituye el soporte. Cada uno de los niveles posee su ritmo particular, el del bastidor, que delimita el plano y el objeto, el del soporte, y la alternancia de las franjas pintadas. El titulo hace referencia a los “flicker films” de Peter Kubelka, Tony Conrad o Paul Sharits, películas abstractas (de lo que se ha definido históricamente como cine estructuralista en donde la alternancia de fotogramas blanco/negro o de colores constituye en sí, una experiencia perceptiva.

Por último se presentan dos piezas de la serie “Autorretratos”; tubos de metacrilato en cuyo interior se han vertido varias capas sucesivas de pintura. La pintura vuelve a ser, como en anteriores series del artista (las “pinturas emparedadas”), tratada como puro material físico, sin voluntad de representación alguna. El gesto del vertido es regular, el tubo transparente pone en cuestión la perspectiva visual, invitando a circular alrededor. Las dimensiones verticales de los tubos corresponden a medidas relacionadas con el cuerpo del artista, de ahí su título de “autorretratos” que remiten a los gestos corporales necesarios para su realización.